Comparativas cámaras 4K

In abril 27, 2015

Estamos teniendo unos días de importantes novedades en cuanto a cámaras de vídeo que graban 4k. Acaba de presentarse en el mercado la Panasonic GH4 y comienzan a servirse los primeros pedidos de la Blackmagic Production 4k, dos cámaras que podría parecer que son similares, pero que son bastante distintas y con las que debemos tener cuidado para acertar en nuestra elección. No se trata solo se de mirar especificaciones y precios, la cosa es un poco más complicada.

Formatos de grabación

Entre todas las especificaciones a estudiar hay una que consideramos clave y que marca la personalidad de la Blackmagic Production 4k, la grabación de raw (aunque esta posibilidad actualmente no está operativa, en un futuro cercano se hará real con una actualización de firmware). El raw nos va a dar una calidad de imagen máxima y una gran flexibilidad en cuanto a la corrección de exposición, gamma, balance de blancos y detalle. ¿Cuál es el inconveniente de la grabación en raw? Pues que es una imagen que no es editable en la mayoría de los software (solo en Premiere) y que los flujos de trabajo son mucho más complejos para aprovechar todo su potencial, además de la ingente cantidad de datos que supone este tipo de grabación. La Blackmagic tiene además un modo film (lo que en otras cámaras se llama log) que viene a ser una opción intermedia entre la grabación en vídeo estándar (Rec. 709) y la grabación raw. Como tipo de grabación intermedio no tiene todas las ventajas del raw y tampoco todos sus inconvenientes (el espacio en disco duro es igual que el de una grabación en vídeo estándar y los flujos de trabajo son un poco más sencillos que el raw).

Derecha, archivo log. Izquierda archivo Rec.  709 después de corrección de color

Frente a la posibilidad de grabar en raw y log la Panasonic solo nos ofrece un espacio de color Cinelike D y Cinelike V. Rec. 709 con el que los ajustes de corrección de color no serán tan flexibles y tendremos muchas menos posibilidades.  La única ventaja de la Panasonic en este sentido  será el poco espacio que ocupan sus archivos, pero aquí la Panasonic también tiene un problema, sus archivos ocupan poco espacio porque el códec que utiliza cuando graba a 4k tiene una compresión interframe, ocupa menos espacio a costa de que la edición sea posteriormente más compleja. Por tanto en cuanto a posibilidades de formatos de grabación, la ventaja parece clara para Blackmagic que cuando graba vídeo lo hace en ProRes. Solo si lo que queremos es ahorrar espacio en nuestro soporte de grabación tendría ventaja la Panasonic.

Equipamiento y ergonomía
Tocaría hablar ahora de la ergonomía y el equipamiento para ver que las cosas pueden cambiar sensiblemente. En este sentido podemos hablar de que la Panasonic es una cámara con la que se puede acudir a una grabación básica sin comprar ningún accesorio extra, quizás solo una batería de repuesto. En el caso de la Blackmagic el caso es bastante diferente, su batería tiene una duración muy limitada y  no es extraíble, o sea que después de grabar durante poco más de media hora tendríamos que parar la grabación y poner a cargar la cámara. Por tanto, la única solución lógica es comprar una batería externa, un rig o soporte donde sujetar la cámara con su batería y también un monitor, el de las Blackmagic es muy malo, no es factible trabajar seriamente con él. Otro problema que tiene la Blackmagic es la grabación de sonido, su circuitería es de bastante baja calidad y no tiene vúmetros donde podamos controlar el nivel de audio de la grabación.

blackmagic-production-camera-4k@2x
En cuanto a interface, las dos cámaras tienen sus inconvenientes. Por un lado la interface las Panasonic tiene muchas más opciones de las que nos hacen falta para grabar vídeo porque tiene que cubrir también sus funciones fotográficas. Si queremos una cámara de vídeo profesional, todas esas funciones solo nos molestarán. La Blackmagic por otro lado tiene una interface sencilla y minimalista, pero donde faltan muchas cosas o están pobremente implementadas (zebra, focus peaking, audio…).

Sensor y montura
El sensor de la Blackmagic es un Super 35, tamaño APS-C en fotografía. El sensor de Panasonic es más pequeño, Micro 4/3 y además la parte que se utiliza para la grabación de vídeo no es todo el sensor sino solo una parte, con lo cual el factor de corrección de la longitud focal de las ópticas todavía aumenta un poco más. Si tomamos como referencia una cámara full frame, quizás la referencia más sencilla para la mayoría de nosotros, el factor de corrección sería similar al de la Blackmagic Pocket, 2,5x. El factor de corrección de la distancia focal en la Blackmagic Production 4k es de 1,5x.
En cuanto a monturas, la Blackmagic tiene montura EF de Canon y la Panasonic M4/3. Si vamos a trabajar con ópticas de Canon la ventaja es total para la Blackmagic, pero no tenemos ninguna razón para hacerlo así en la Panasonic. Las ópticas para monturas M4/3 no son tantas como para monturas EF de Canon, pero si que se adapta mejor la cobertura de las ópticas M4/3 al sensor de Panasonic que las ópticas de montura EF a un sensor Super 35. Deberemos tener muy en cuenta con qué ópticas vamos a trabajar para elegir una u otra cámara.

Panasonic_GH4_Mirrorless_Digital_Camera_Body
El obturador de ambas cámaras también es diferente. La gran novedad de Blackmagic en este sentido es sus obturador global, se acaban con él los problemas que dan los rolling shutter (el tipo de obturador que llevan todas las DSLR e incluso cámaras como la C500 o la Arri Alexa). Si queremos hacer panorámicas rápidas o grabar con luces estroboscópicas el obturador de la Blackmagic es la solución. El obturador de la Panasonic es un rolling shutter aunque parece que bastante más rápido en la transferencia de datos que su hermana la GH3, lo que disminuiría los artefactos de imagen producidos por este tipo de obturador.
En cuanto al rendimiento trabajando en condiciones lumínicas pobres, aquí parece que gana la Panasonic que sería aproximadamente dos diafragmas más sensible que la Blackmagic.  Esto podría ser debido a la circuitería del global shutter que ocupa un espacio en el sensor que de otra forma podría ser empleado para aumentar la sensibilidad.

Precio y fecha de lanzamiento
Todavía no se saben los precios y fechas de lanzamiento de la Panasonic, se especula que su precio podría estar sobre los 1.900€ (acabo de leer que en una web holandesa se ha filtrado por 1499€, tendremos que esperar y ver) y que su lanzamiento sería en abril.  La Blackmagic tiene un precio de 2.757€ y ya está oficialmente en el mercado. Ahora bien, no sabemos cuanto puede tardar en llegar una Blackmagic si la encargamos ahora, hay que recordar los retrasos de meses de sus cámaras anteriores. Panasonic, por el historial de la marca, es probable que cumpla los plazos de entrega y que a partir de abril o mayo estén disponibles.
En cuanto a los precios, de entrada es bastante más barata la Panasonic, (entre 857€ y 1,357€) más barata y si queremos una cámara para grabar vídeo de vez en cuando y que además sea una cámara fotográfica es la mejor solución. La Blackmagic es solo una opción para profesionales y debemos recordar que nuestra inversión no se acaba en los 2757€ que marca su precio.

panasonic gh4 dockstandalone
La Panasonic también puede ser una cámara profesional, pero para que tenga las opciones  que un profesional reclama tenemos que comprar la interface opcional YAGH que se supone que tendrá un precio similar al de la cámara en sí, solo con esta interface podemos grabar vídeo en 4k , 4:2:2 y 10-bits. En este caso tendríamos que pensar también en comprar un grabador externo y un rig para llevar la cámara. Como vemos el precio de partida es una cosa y los gastos totales que tenemos que afrontar si queremos una cámara totalmente operativa a nivel profesional son otros. Como cosa curiosa destacar que la Panasonic GH4 tiene una resolución máxima 4k DCI (4096 x 2160) frente a la resolución 4k UHD (3840 x 2160) de la Blackmagic, digo que curiosa porque parece que la Blackmagic podría estar más indicada a nivel cinematográfico y la Panasonic a nivel televisivo, sin embargo es la Panasonic la que llega a la resolución 4k del cine y la Blackmagic la que se queda en el 4k de la televisión.

Conclusión 
Son dos cámaras muy diferentes y yo creo que enfocadas a diferentes tipos de compradores. La Panasonic puede ser la cámara de un aficionado y también de un profesional, sobre todo de un profesional que se dedique al reportaje y  que no lleve ayudante en sus grabaciones.  La Blackmagic no es una cámara en ningún caso para aficionados y solo los profesionales que estén dispuestos a comprar un equipamiento extra y que sean muy exigentes con la calidad de sus grabaciones, siguiendo sus flujos de trabajo más complejos, le sacarán todo su partido.

Otros artículos que te pueden interesar